Síndrome de Münchausen: Guía para el diagnóstico

El perfil de estos pacientes suelen ser hombres de una media de edad de 35 años, con un nivel intelectual medio y a menudo con gran conocimiento de aspectos médicos. Suelen presentar problemas de relación interpersonal y dificultades o desviaciones sexuales.

En cuanto a las pruebas psicológicas para el diagnóstico, según distintos estudios neuropsicológicos se ha constatado que presentan cierto déficit en la organización conceptual compleja. En las pruebas de personalidad, tendremos en cuenta la tendencia inmadura, impulsiva, histriónica y narcisista, observando pasividad y mala imagen corporal. Suelen estar muy preocupados por la muerte y manifiestan un estado de ánimo deprimido y con cierta ideación suicida.

Con lo que respecta al diagnóstico diferencial, la clave está en diferenciar si se trata de una enfermedad objetiva o no. A los pacientes con Síndrome de Münchausen, los diferenciaremos de otros trastornos como: adicción hospitalaria, simulación, histeria, drogadicción, cirugía múltiple, trastornos somatomorfos, necesidad de alojamiento, trastornos asociados y crisis psicosociales agudas.

En cuanto al tratamiento, irá en estrecha colaboración con el médico que recibió al paciente para su evaluación y posterior derivación. Teniendo en cuenta que suelen ser pacientes muy resistentes, el objetivo fundamental será prevenir la relación de nuevas exploraciones y tratamientos innecesarios y peligrosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>